Corta el cable rojo: impro del bueno en el Teatre Apolo

Si buscas una propuesta de ocio que te haga reír a carcajadas, Corta el cable rojo es la opción perfecta para ti. Esta obra de teatro, que ya ha triunfado en Madrid durante once temporadas, ha llegado al Teatre Apolo de Barcelona para deleitar a los amantes de la comedia con su humor único y su audaz planteamiento.

También te recomendamos...

Corta el cable rojo es una comedia de improvisación que se renueva en cada función, gracias a su inexistente libreto. Los actores, Rubén Tejerina, Mai Boncompte y Manu Pradas, junto con Modesto Lai en la música, también improvisada en directo, se encargan de crear una experiencia única en cada función. Con su creatividad, riesgo y humor, consiguen que el público estalle de risa y apueste por esta obra sin igual.

Foto: Corta el cable rojo

El espectáculo se caracteriza por ser diferente cada día, gracias a su esencia de improvisación. Los actores piden textos, canciones, estilos o tipos de comida al público, e incluso invitan a algunos espectadores a subir al escenario. Con todo esto, van montando pequeñas historias llenas de humor, protagonizadas por personajes desbocados que viven situaciones insospechadas, se enfrentan a retos imposibles y protagonizan bailes sorprendentes y canciones tronchantes.

Foto: Corta el cable rojo

Pero no te equivoques, aunque se trate de una obra de improvisación, detrás de cada función hay un trabajo previo muy importante. Los actores deben preparar escenas que se pueden modificar según lo que diga el público, preparar historias a adaptar y, sobre todo, deben tener una gran compenetración entre ellos. Este trabajo previo es esencial para que el espectáculo funcione y para que cada función sea única.

También te recomendamos...
Foto: Corta el cable rojo

Corta el cable rojo es un espectáculo que no deja indiferente a nadie. Ya sea por su humor, su originalidad o su capacidad para hacer reír al público, si quieres pasar una noche diferente y reírte a carcajadas, no dudes en ir a ver Corta el cable rojo. Te aseguramos que saldrás del teatro con una sonrisa en la cara y con ganas de repetir.